La loza y el decoupage

Me encantaría poder trabajar la cerámica. Las arcillas, los barros, la porcelana, el vidrio… decorar con esmaltes y pigmentos de los de verdad. Pero claro, todo esto supone instalar y manejar materiales y herramientas que requieren de espacios físicos preparados para ello y mi familia no está dispuesta a consentir que sustituya parte del mobiliario por tornos y hornos que alcancen los 1200º en plan calderas del Titanic. Yo les comprendo y acepto las limitaciones que la realidad me impone. De momento me contento con las escasas clases de cerámica a las que una vez por semana asisto, pues mis otros quehaceres no me dejan mas tiempo para dedicarme a estos mis placeres.

 

Decorar objetos de loza o porcelana con pinturas cerámicas frías (de baja temperatura 160º-180º, o sea, horno casero) mezcladas con decoupage u otras técnicas, sólo tiene de común con el arte de la cerámica el soporte que utilizamos. Nos movemos en el terreno de “las manualidades”, artes menores pero igual de complejas,  bonitas, divertidas y muy creativas.

 

 

Todas las piezas que aparecen en esta entrada están realizadas con la técnica del decoupage con servilletas y las pinturas y barnices utilizados son de cerámica en frío.

 

 

 

 

Los soportes podeis comprarlos en cualquier sitio. Por lo general, los que vais a encontrar mas fácilmente son los de loza o los de imitación a porcelana.

 

 

 

 

La “loza” está hecha con barro cocido. Esta pasta está compuesta de varias arcillas blancas mezcladas con tierras silíceas calcinadas. Según sea la clase de arcilla así resultará el color después de cocida, que puede ser amarillo, rojo, pardo o negro.

Popularmente se habla de “loza” para referirse a las piezas de la vajilla de uso diario, menos refinada que otras vajillas o piezas de decoración, como por ejemplo, las de porcelana.

 

 

También podemos decorar “bizcochos” , que no tiene nada que ver con la bollería,  sino que se llama así al resultado de la primera cocción de la pieza.

 

 

 

Procedimiento

Es relativamente sencillo, simplemente se trata de hacer un decoupage en un soporte no poroso o poroso si se utilizan bizcochos. En el vidrio se suele realizar por la parte interna y en la loza o la porcelana lo haremos por la zona externa.

Os remito a otras entradas dónde he explicado la técnica del decoupage y he colgado algunos tutoriales que he encontrado en Youtube que considero lo exponen de forma estupenda.

Los soportes

Cualquier pieza que encontreis en el mercado y que os guste. Repasar bien que no esté desconchada y que el esmalte sea homogeneo para que luego no queden relieves y efectos raros y antiestéticos.

 

 

En los bizcochos podeis dar una imprimación, pero también se pueden decorar tal y como han salido del horno.

 

Las pinturas y barnices

Las venden en cualquier tienda de manualidades. Las mejores son al agua, permiten mezclarlas entre ellas, no son tóxicas y se lavan estupendamente. También hay medium para conseguir efectos especiales, como mas tamizados, sombreados, efecto hielo…. La escritura está realizada con rotuladores para porcelana en frío.

Se llama porcelana en frío porque seca al aire en 48 horas y luego sólo requiere un horneado de unos 30-60 minutos a 160º-180º grados, lo que se puede realizar en el horno casero. Los barnices que aplicamos para proteger y para dar mas textura en el acabado se hornean de la misma forma.

 

 

Si vamos a combinar las pinturas con decoupage, siempre lo primero será pintar, pues si horneamos las servilletas o los papeles durante 60 o 90 minutos se nos van a quemar. Primero pintamos o escribimos lo que queramos, dejamos secar, horneamos, y luego decoramos con las servilletas.

 

 

Hay un producto que permite dar relieve al motivo de la servilleta dónde lo queramos aplicar. Es de Hobby line, Potch plus 3-D- Effekt transparente. Al principio deja un aspecto lechoso que según seca va quedando transparente y le da una ligera dimensionalidad al motivo.

Forma de hacerlo

– Una vez que hemos pegado la servilleta al soporte y está bien seca y todavía no le hemos dado ningún barniz, aplicamos el producto con la canula que lleva el envase o con un pincel finito.

 

 

– Esperamos unas 8 horas hasta que seque. Dependiendo de la cantidad que hayamos puesto tardará mas o menos. Una vez seco podemos dar retoques aumentando el volumen de algunas zonas. El aspecto final es muy brillante. Si queremos matizarlo aplicaremos al final un barniz cerámico mate o satinado.

 

 

 

 

Cuando esté bien seco, unas 8 horas, aplicaremos el barniz para proteger e igualar, pues habrán quedado zonas con brillo y relieve y en otras tendremos aún la servilleta virgen y habrá que protegerla. Hay que utilizar un barniz que no sea al agua, pues ya sabeis que se nos levantaría la servilleta. Yo utilizo un gloss para vidrio y cerámica que se puede hornear.. Para que no se me queme la servilleta lo meto durante cinco minutos y lo dejo enfriar en el horno. Los últimos detalles que hago con rotuladores los dejo secar al aire y los protejo con el barnizado final. Este tipo de rotuladores si los dejamos secar varias semanas resisten los lavados sin necesidad de hornear la pieza.

Bueno, pues, os invito a que experimenteis decorando loza. Se pueden mezclar muchas técnicas. Por ejemplo, con el craquelado y dando un barniz de acabado marmoleado….

 

 

Un paseo por el fondo del mar…

La mer c’est “fresquiviri”…♥♥♥  

 


 

 

 

 

One thought on “La loza y el decoupage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.