Tuneando…

Un día me regalaron en el supermercado dos bandejas, una amarilla y otra verde. Son detalles que hacen para premiar la fidelidad del cliente, lo cual se agradece, pero a veces dudo si es premio o castigo, pues hay algunos objetos difíciles de dar uso.

Estas bandejas andaban por mi casa de un lado para otro, en la ambivalencia de si las mandaba a la basura o volvían al fondo del armario. Me da pena tirar objetos que con algún arreglillo pueden llegar a ser útiles, es mi vena reparadora, tendencia que en el mundo actúal está muy mermada. Eso de reparar no se lleva, se trate de objetos, de relaciones personales o de lo que sea. Pero, bueno, volvamos a la bandeja. Os la voy a presentar tal como era….

Sosita… y flojilla, porque el contrachapado de base no se yo si aguanta. Pues bien, para resolver mi conflicto de ambivalencia y dejar de marear a la pobre bandeja se me ocurrió tunearla y darle una última oportunidad antes de enviarla al contenedor.

El término tunning es un vocablo anglosajón que significa modificación o ajuste. Podría ser sinónimo de personalizar algún objeto, de darle otro aspecto a base de ponerle agregados, cambia en apariencia pero no en esencia. Tunear se suele aplicar al mundo del automóvil, pero por extensión podríamos llevarlo a muchas situaciones de la vida cotidiana, por ejemplo, decir que la cirujía plástica es una forma de “tunear” a la gente…

Bien, pues, para tunear mi bandeja busqué algunos materiales en tonos amarillos y negros. Y encontré estos…

 

 

Unas servilletas y unas cartulinas de scrap.

Proceso

Primero tenía que lijar la base de la bandeja para aplicar una imprimación que facilitase la adherencia de la cola blanca diluida. Y reforzar el fondo para que no quebrara al poner peso, porque os aseguro que era como un cartoncito. Lo hice pegando otra lámina de contrachapado fina por debajo y pintandola de amarillo.

Lo siguiente, pegar las servilletas. Ya sabeis, es el decoupage en madera, un poco de cola blanca, se deja secar hasta que esté modiente término que viene a significar que al tocar la superficie se te peguen un poco los dedos, que no tenga mucha humedad. Aplicamos la servilleta y procedemos a fijarla apretando con cuidado. Para ello me he ayudado de un pequeño truco que descubrí en un tutorial de youtube, que consiste en utilizar un trozo de plastico como los de las carpetas o para proteger manteles. Inmediatamente a colocar la servilleta en el soporte se pone encima el plastico y con un trapo se va apretando y alisando la servilleta. Es sorprendente, ni se arruga ni se rompe. Hay varios tutoriales en youtube que lo explican genial.

 

 

Los laterales internos también van tuneados. Lo hice porque estaban arañados y de esa forma disimulaba estos deterioros…

 

 

He utilizado trozos de las servilletas

 

 

Para pegar la cartulina amarilla a lunares es conveniente ayudarse de una plegadera (¿recordais lo que es?, lo explique en la entrada de La primera vez… ) se hace para fijar muy bien las esquinas evitando que se despeguen. El lateral de la cartulina que va pegado a las servilletas está recortado con tijeras en ondas que luego he perfilado con pintura blanca de relieve, la misma pero en negro que lleva el borde de la bandeja. Estos pequeños retoques estan hechos con la finalidad de disimular imperfecciones. Es como el maquillaje o los sujetadores con relleno…

 

 

Últimos toques….

 

 

Una estampación con un sello “Menu” y, no podía faltar, mi dedicatoria…. (lo de poner unos piececitos os lo contaré algún día porque tiene su historia, de momento me da un poco de pudor hacerlo público)

 

 

No os olvideis de dar dos o tres capas de barniz para proteger los papeles. En la zona de las servilletas, antes de aplicar barniz al agua, para impermeabilizar un poco yo le doy una rociada de laca extrafuerte de alguna “marca blanca”, que hace de barniz pero es mucho mas barato. La razón es que si aplicamos un medio acuoso en la servilleta se nos va a levantar.y arrugar. Y si le damos directametne un medio que lleve como diluyente alcohol, por ejemplo la goma laca, la tinta de las servilletas o de los papeles se correrá y quedará todo emborronado. El tema de barnices y pegamentos os lo explicaré en otra entrada. Entre una capa y otra de barniz hay que dejar secar muy, pero que muy bien, eso significa toda la noche, aunque al tacto notemos que está seco.

 

Bueno, pues después de pasar por el quirófano, el resultado es este….

 

 

Yo creo que mas curiosa ha quedado ¿no?. Pues ahora tendré que pensar en su hermana, la bandeja verde…. ya os contaré.

2 thoughts on “Tuneando…

    • Muchas gracias por visitar mi blog, es uno de mis entretenimientos. Otro son mis cuatro gatos, preciosos, que fueron llegando a mi casa según mis hijas se los fueron encontrando. Yo también creo que hay que cuidar y respetar un poco mas a los animales, en especial a los gatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>