Cajitas con encanto…

 

No son nada del otro mundo, ni realizadas con técnicas laboriosas. Pero tienen un algo mono, un cierto encanto.

Generalmente, el soporte procede de las tiendas de todo a cien, bueno, hoy sería de todo a un euro, que es un decir, claro, porque por ese precio, poco hay. Por lo tanto, el material a usar es de baja calidad, disimular las imperfecciones será difícil.

El papel que he utilizado en la mayoría, es de impresora casera, bajado de fondos de internet y trabajado un poquito con el Power. Otras están realizadas con papeles de scrap y servilletas. Los accesorios los realizo con troqueles, un poco de Power y lo que pillo por ahí. Muchas veces compro cosas en las tiendas de chinos y los tuneo un poco, pero por lo general, están hechos con troqueles.

 

 

 

 

 

 

Las siguientes, llevan mas accesorios, pero tampoco son complicadas de elaborar.Las siluetas son de Dayka.

 

 

 

 

El papel de zapatos es de una bolsa de regalo que encontré en los chinos

 

 

 

Reverie

 

Falta muy poco para que sea abuela. Es una niña, y seguro será preciosa. Y aquí andamos toda la familia, “ensoñándola”.

 

Los psicoanalistas hablan de “reverie” , de esa capacidad que tiene la madre para “ensoñar” a su hijo, para poderlo pensar, para tenerlo en la cabeza, sentir sus necesidades, casi adivinarlas, recoger su angustia y transformarla. Las madres ensoñamos a nuestros hijos, desde el primer día que sabemos que vendrán, y así para siempre. Yo me siento feliz de ensoñar a  los mios. Y ahora, haciendo huequito a mi nieta.

 

Los papeles que decoran el fondo de las cajas los he hecho con fondos bajados de internet. Luego hago una composición con el Power Point y quedan estupendos. Suelo utilizarlos para el interior porque no se pueden barnizar, solo con spray, pero no es lo mismo que darles una capa de barniz protector. Pero bueno, nada es perfecto.

 

 

 

 

Esta cajita me encanta, es un fondo de internet.

 

 

 

Esta también es de un fondo bajado de internet. Y la silueta es de Urrea, son parecidas a las de Dayka.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Tengo mas en producción que ya os iré mostrando… 

Viento del Este, viento del Oeste

Es el título de una novela muy bonita, una historia de amor donde a través de sus personajes se confrontan dos culturas, la Occidental y la Oriental. Al final, parece que pueden convivir las dos. Si cuando se pone voluntad todo es posible.

Un día, hace ya mucho, me “encargó” mi hija una caja para guardar bolsitas de té.

Utilicé papeles de fibra natural con motivos japoneses y servilletas. Los accesorios los encontré en algún sitio y otros los he fabricado. Y por último está lacada. Es laboriosa de hacer, así que hay que tomarselo con calma.

 

Está rematada con pan de oro.

 

Cada papel tiene un dibujo diferente.

 

 

 

 

The history of the Oxeye Daisy

Hoy entra oficialmente la primavera. Y en su honor he puesto esta entrada llenita de margaritas. Es una de las flores que mas me gusta, en todas sus variantes.

Recuerdo que de niña, en primavera y verano mi padre nos llevaba a un sitio precioso de la provincia de Jaén. Se llamaba, y tal vez aún se llame, La Aliseda. Por Abril y Mayo se llenaba de margaritas y amapolas. Uno de esos espectáculos preciosos que nos regala la vida.

 

En una de las servilletas que he encontrado para decorar un platito de cristal he descubierto la historia de Daisy.

 

 

Daisy es una margarita de la familia “Ojo de buey”. Son esas florecillas pequeñitas, blancas o amarillas que encontramos por los campos, esas que solemos llamar “manzanilla”. Parece que hay unas docientas especies de margaritas. Las ojo de buey dicen que son amadas y odiadas a la vez. Ya veis, como la vida misma. La razón de ello, es que hubo un tiempo en que fueron una plaga sobre los pastos y cosechas de Europa.

 

 

 

 

Esta es una de las primeras cajitas(la segunda o tercera) que hice cuando descubrí por casualidad el mundo del decoupage. En realidad no es un trabajo de decoupage, pues está forrada con papel de pliego que es mucho mas grueso que una servilleta, está a medio camino entre una cartulina y una servilleta. La etiqueta está hecha con el powerpoint y las margaritas que decoran la tapa ni recuerdo de donde las saqué. Tengo especial cariño a esta y otras cajitas que hice en mis inicios. Me gusta conservarlas, son parte de mi pasado, de mis recuerdos, por lo tanto, de mi misma, como La Aliseda.

 

 

Para el proceso de elaboración os remito a otras entradas donde explico la técnica del decoupage en madera y en vidrio.

Una plumier para la intelectualidad…

 

 

Hace poco mas de un año una persona muy querida y cercana a mi inició una nueva aventura del saber. Tenía una asignatura pendiente de juventud, estudiar Ciencias Físicas. Y en ello está. Y todo hay que decirlo, muy, pero que muy  aplicado.

 

Como el niño que empieza su escuela, empezó él a preparar sus materiales… cuadernos, bolis, goma, regla, folios, libros… Y entonces le regalamos un plumier (también un ordenador, pero ese no se puede decorar).

Continue reading »

Una caja para el café

¿Dónde se pueden guardar las capsulas de una cafetera Espresso? Mi hija tenía este conflicto y pensó que si le hacía una caja su cocina estaría mas ordenada y la hora del desayuno sería mas agradable, pues no tendrían que andar revolviendo en el armario a la caza de una capsula para preparar el café.

Continue reading »