Aguamar

Aguamar. Es un tono de pintura a la tiza de Dayka, y a mi me encanta. Igual que el mar, con toda esa gama de colores que es capaz de ofrecernos. No creo que haya dos mares iguales, ni siquiera el mismo, cambia por horas, por días. La verdad que este tono, no tiene mucho que ver con el color del mar, pero bueno, es muy bonito.

 

 

 

El cajón lo compré en unos almacenes, el número y la plantilla son de Dayka.

 

La bicicleta y la plantilla son de Dayka

 

La tabla con la ventana también es de Dayka, al igual que los adornos de corazones. La chapita que pone “Famille” la compre hace mucho tiempo en una tienda de scrap.

 

 

 

 

 

 

 

Entre Retro y Vintage

Lo vintage, es un término que se viene utilizando vulgarmente para catalogar artículos nuevos inspirados en los clásicos, es una estética parecida al estilo “retro”. No es lo mismo retro que vintage, lo retro evoca el pasado pero que necesariamente no tienen que  pertenecer a él. Y lo vintage corresponde a la época en que fue diseñado y fabricado ese objeto.

 

 

Es una estética que tiene un cierto saborcillo, como pasear por ciertos barrios de Paris o dar una vuelta por el Rastro en Madrid. Mezcla entre sucio y roto, pero todo con mucho glamour.

 

 

 

 

 

 

 

De principes y ranas

¿Por qué los principes antes de ser azules fueron ranas? 

Serrat tiene una hermosa canción de un principe y una rana, donde el principe primero es azul, demasiado azul, es el que se convierte en rana, cuando la besa, ” y su alteza en rana se convirtió… un principe menos y una rana mas…” dice.

 

Me pregunto por qué la bruja elegiría a un batracio para castigar al principe. Puede que por su aspecto un poco repulsivo… En realidad, en el cuento original la rana es rana desde un principio, el castigo le viene por no ayudar a la princesa a recuperar el anillo.

 

 

 

 

 

 

Reverie

 

Falta muy poco para que sea abuela. Es una niña, y seguro será preciosa. Y aquí andamos toda la familia, “ensoñándola”.

 

Los psicoanalistas hablan de “reverie” , de esa capacidad que tiene la madre para “ensoñar” a su hijo, para poderlo pensar, para tenerlo en la cabeza, sentir sus necesidades, casi adivinarlas, recoger su angustia y transformarla. Las madres ensoñamos a nuestros hijos, desde el primer día que sabemos que vendrán, y así para siempre. Yo me siento feliz de ensoñar a  los mios. Y ahora, haciendo huequito a mi nieta.

 

Los papeles que decoran el fondo de las cajas los he hecho con fondos bajados de internet. Luego hago una composición con el Power Point y quedan estupendos. Suelo utilizarlos para el interior porque no se pueden barnizar, solo con spray, pero no es lo mismo que darles una capa de barniz protector. Pero bueno, nada es perfecto.

 

 

 

 

Esta cajita me encanta, es un fondo de internet.

 

 

 

Esta también es de un fondo bajado de internet. Y la silueta es de Urrea, son parecidas a las de Dayka.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Tengo mas en producción que ya os iré mostrando… 

Baby Shower

Ya sabéis que en poquito una de mis hijas me hará abuela. Y entonces, sabré de su felicidad, y ella sabrá de la mía, de ese sentimiento que sólo se descubre siendo madre, sentimiento que le acompañará el resto de su vida.

Las amigas de mi hija me pidieron que si podía hacerles un album para la fiesta de baby shower. En mis tiempos estas cosas no se hacían, me refiero a las fiestas, se hacían canastillas, que era como el ajuar para el bebé. Pero bueno, siempre está bien festejar la llegada de un bebé.

He cogido algunas ideas de internet y las que me dieron ellas. No voy a mostraros todas las páginas porque algunas son muy personales, y claro, no es plan…

 

 

 

 

Como se trata de una fiesta, pues he utilizado troqueles de globos, muchos globos, uno por invitado, para poner la firma. El album es todo un trabajo de scrap, mas o menos lo que conocemos como un collage. Esto significa que lleva muchas horas de trabajo, pero bueno, será un bonito recuerdo que tendrá mi nieta de la paciencia de su abuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 La ilustración que pone fin al album es de María Paseli, un regalo. Muchas gracias María, y como siempre, preciosa.

 

 

 

CAFÉ, ojalá que llueva café…

Por allá a principios de los 90 sonaba Juan Luis Guerra deseando que lloviese café en el campo. No era una buena etapa de mi vida, cosas tristes estaban pasando, pero la canción es bien bonita… Ojalá que llueva café en el campo, que caiga un aguacero de yuca y té, del cielo una jarita de queso blanco, y al sur una montaña de berro y miel… ojalá que llueva café… pa que todos los niños canten este canto… ojalá que llueva café en el campo…  Merengue, bachata, salsa… me encanta, los pies bailan solos.

Mi cuñado y mi hija me pidieron que les hiciese una cajita para guardar las capsulas de café y una bandeja. Debió de ser un proyecto que me emocionó mucho porque me puse a ello y he hecho toda una colección. Bueno… ya veré que hago con ello, lo mismo lo pongo en wallapop o en Trueketeke.

Las cajas y bandejas están decoradas con fotocopias de fondos e imágenes de internet, algunas son de descarga libre, en otras hay que pagar una pequeña cantidad, y algún otro papel utilizado son cartulinas de scrap. Las fotocopias de internet tiene el problema de no poder barnizarse, pes la tinta se corre. Pero se le puede aplicar un barniz en spray. Estoy ensayando con polimérico liquido y luego barniz, ya os contaré como termina el experimento. Son recortes de papel unidos y mezclados con otros tipos de papeles. También descargue etiquetas de café, se recortan, se pegan en un soporte y voilá !! algo para decorar…


Las siluetas son de Dayka, me encantan los materiales que tienen, son un poco caros, pero son muy bonitos.

¡¡Vamos de boda!!

Hace mas o menos un año que empezamos a ir dando forma a esta boda. Nunca antes se me había ocurrido indagar en páginas y blog sobre estos asuntos. A día de hoy creo que puedo hacer una tesis doctoral sobre decoración y detalles para bodas y eventos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Disponíamos de diez meses para organizarlo todo. Montones de ideas y la difícil tarea de empezar a seleccionar. Jarrones altos, bajos, medianos, orquídeas, o margaritas, alfombra blanca o dejamos la morada, adornamos las sillas de la ceremonia o se quedan tal cual… Y un factor muy importante, encontrar una persona, un profesional que nos ayudase a realizar nuestros proyectos. No fue fácil. Hay sitios de ceremonias dónde lo dan todo hecho, va todo en el mismo pack, pero este no fue nuestro caso. Nosotros fuimos juntando distintos profesionales, y había que coordinarlos. Les dimos nuestras ideas, les dimos los materiales  y ellos nos ayudaron a hacerlo realidad.

 El lugar que eligieron los novios es una finca de un pequeño pueblecito de Guadalajara. Una ceremonia civil, oficiada por la alcaldesa, un encanto de mujer, de esas personas que todo lo facilita. Será porque su nombre es Felicidad, no se, pero buen augurio en acontecimientos como este.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los alfileres están realizados con botones forrados, algunos con telas de los camisones de la Tía Teresa y luego impresos con sellos y tinta para telas y otros con telas que compre por internet.

 


The history of the Oxeye Daisy

Hoy entra oficialmente la primavera. Y en su honor he puesto esta entrada llenita de margaritas. Es una de las flores que mas me gusta, en todas sus variantes.

Recuerdo que de niña, en primavera y verano mi padre nos llevaba a un sitio precioso de la provincia de Jaén. Se llamaba, y tal vez aún se llame, La Aliseda. Por Abril y Mayo se llenaba de margaritas y amapolas. Uno de esos espectáculos preciosos que nos regala la vida.

 

En una de las servilletas que he encontrado para decorar un platito de cristal he descubierto la historia de Daisy.

 

 

Daisy es una margarita de la familia “Ojo de buey”. Son esas florecillas pequeñitas, blancas o amarillas que encontramos por los campos, esas que solemos llamar “manzanilla”. Parece que hay unas docientas especies de margaritas. Las ojo de buey dicen que son amadas y odiadas a la vez. Ya veis, como la vida misma. La razón de ello, es que hubo un tiempo en que fueron una plaga sobre los pastos y cosechas de Europa.

 

 

 

 

Esta es una de las primeras cajitas(la segunda o tercera) que hice cuando descubrí por casualidad el mundo del decoupage. En realidad no es un trabajo de decoupage, pues está forrada con papel de pliego que es mucho mas grueso que una servilleta, está a medio camino entre una cartulina y una servilleta. La etiqueta está hecha con el powerpoint y las margaritas que decoran la tapa ni recuerdo de donde las saqué. Tengo especial cariño a esta y otras cajitas que hice en mis inicios. Me gusta conservarlas, son parte de mi pasado, de mis recuerdos, por lo tanto, de mi misma, como La Aliseda.

 

 

Para el proceso de elaboración os remito a otras entradas donde explico la técnica del decoupage en madera y en vidrio.

La loza y el decoupage

Me encantaría poder trabajar la cerámica. Las arcillas, los barros, la porcelana, el vidrio… decorar con esmaltes y pigmentos de los de verdad. Pero claro, todo esto supone instalar y manejar materiales y herramientas que requieren de espacios físicos preparados para ello y mi familia no está dispuesta a consentir que sustituya parte del mobiliario por tornos y hornos que alcancen los 1200º en plan calderas del Titanic. Yo les comprendo y acepto las limitaciones que la realidad me impone. De momento me contento con las escasas clases de cerámica a las que una vez por semana asisto, pues mis otros quehaceres no me dejan mas tiempo para dedicarme a estos mis placeres.

 

Decorar objetos de loza o porcelana con pinturas cerámicas frías (de baja temperatura 160º-180º, o sea, horno casero) mezcladas con decoupage u otras técnicas, sólo tiene de común con el arte de la cerámica el soporte que utilizamos. Nos movemos en el terreno de “las manualidades”, artes menores pero igual de complejas,  bonitas, divertidas y muy creativas.

 

Continue reading »