Reverie

 

Falta muy poco para que sea abuela. Es una niña, y seguro será preciosa. Y aquí andamos toda la familia, “ensoñándola”.

 

Los psicoanalistas hablan de “reverie” , de esa capacidad que tiene la madre para “ensoñar” a su hijo, para poderlo pensar, para tenerlo en la cabeza, sentir sus necesidades, casi adivinarlas, recoger su angustia y transformarla. Las madres ensoñamos a nuestros hijos, desde el primer día que sabemos que vendrán, y así para siempre. Yo me siento feliz de ensoñar a  los mios. Y ahora, haciendo huequito a mi nieta.

 

Los papeles que decoran el fondo de las cajas los he hecho con fondos bajados de internet. Luego hago una composición con el Power Point y quedan estupendos. Suelo utilizarlos para el interior porque no se pueden barnizar, solo con spray, pero no es lo mismo que darles una capa de barniz protector. Pero bueno, nada es perfecto.

 

 

 

 

Esta cajita me encanta, es un fondo de internet.

 

 

 

Esta también es de un fondo bajado de internet. Y la silueta es de Urrea, son parecidas a las de Dayka.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Tengo mas en producción que ya os iré mostrando… 

Baby Shower

Ya sabéis que en poquito una de mis hijas me hará abuela. Y entonces, sabré de su felicidad, y ella sabrá de la mía, de ese sentimiento que sólo se descubre siendo madre, sentimiento que le acompañará el resto de su vida.

Las amigas de mi hija me pidieron que si podía hacerles un album para la fiesta de baby shower. En mis tiempos estas cosas no se hacían, me refiero a las fiestas, se hacían canastillas, que era como el ajuar para el bebé. Pero bueno, siempre está bien festejar la llegada de un bebé.

He cogido algunas ideas de internet y las que me dieron ellas. No voy a mostraros todas las páginas porque algunas son muy personales, y claro, no es plan…

 

 

 

 

Como se trata de una fiesta, pues he utilizado troqueles de globos, muchos globos, uno por invitado, para poner la firma. El album es todo un trabajo de scrap, mas o menos lo que conocemos como un collage. Esto significa que lleva muchas horas de trabajo, pero bueno, será un bonito recuerdo que tendrá mi nieta de la paciencia de su abuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 La ilustración que pone fin al album es de María Paseli, un regalo. Muchas gracias María, y como siempre, preciosa.