¿Cómo lo hiciste…?

En los trabajos manuales cualquier material es válido. Lo que vamos a poner en juego es nuestra hábilidad para usarlo y nuestra creatividad. Desde luego que es mucho mejor utilizar buenos materiales. Nos resultará mas fácil manejar un papel de calidad, pues no se deformará tanto al mojarlo con la cola, no se deteriorará con el tiempo… Lo mismo pasa con los soportes. En los bazares chinos podemos encontrar gran variedad, sobre todo de cristal, pero son irregulares y tienen muchos defectos que van a dificultar el trabajo a realizar.. Los pegamentos y productos de barnizar y encolar que utilicemos también deben de ser de calidad. Calidad no significa el “mas caro”. Ya iremos viendo…

Ademas de buenos materiales, el trabajo manual requiere por encima de todo paciencia. Los trabajos manuales y las prisas son incompatibles. Ya sé que respetar los tiempos no se lleva hoy en día, por eso las manualidades y la artesanía con mayusculas no están de moda. Gran parte del éxito de una manualidad está en esto. El tiempo de secado de una cola, de una pintura… y sobre todo, el tiempo para gestar la idea. Un soporte, elegir un papel, colocar un detalle aquí o allá, recolocarlo al día siguiente…

Olvidarse de buscar la perfección. No existe. Se que es una desilusión, pero es así. En manualidades, como en la vida, si queremos disfrutar y no acabar derrotados, es recomendable posicionarnos en “hasta dónde es posible y la realidad nos permite”. Esto significa que muchas veces de lo que tenemos en la cabeza, de lo que desearíamos hacer, de cómo imaginamos que va a ser el resultado, a lo que luego conseguiremos, habrá una distancia, la que se recorre desde el Ideal a lo que luego será.

Las personas difíciles de satisfacer no deberían dedicarse a hacer manualidades porque sufrirán mucho. Nada de lo que hagan les llenará y todo terminará en la papelera. Mejor que solucionen este problema y luego se dediquen a las manualidades.

Para los obsesivos tampoco es una buena actividad. Nunca terminaran una manualidad, se pasarán horas y horas, dias y dias, meses y meses añadiendo detalles.

Bueno, lo que quiero transmitiros es que hacer manualidades no depende solo de los materiales, de hacer copias exactas de decoraciones de objetos y de aprender a la perfección las técnicas. Las manualidades son un arte, con minúsculas, pero no deja de ser un arte, por lo tanto son una mezcla de muchos factores.

 

 

 

Bienvenidos a ” www.quedomonísimo.com”

Hola a tod@s. Las pretensiones de este blog no son muchas, simplemente mostraros algunos de los trabajos manuales que hago y que hacen familiares y amigos. No somos especialistas, simplemente aficionad@s a los que nos gusta hacer manualidades.

Todos los trabajos están personalizados. Cada diseño es original y único. Poco a poco iremos publicando fotos y tutoriales para mostraros como se han hecho y enseñaros algunos truquillos a las personas que, como nosotr@s, sois “aficionados” de este apasionado mundo del trabajo manual.

Se me ocurrió añadir  a mis trabajos una etiquetita de “quedomonísimo”  porque era la expresión que generalmente nos surgía a mi hermana y a mi despues de acabado el trabajo. Luego pensé en poner también el nombre de la persona o personas para quien lo he hecho.

 

Antes de entrar en materia, me gustaría contaros la historia de este blog, cómo surgió la idea de crearlo y bueno, como surgió nuestra “pasión” por las manualidades.

El blog es un regalo, estupendo regalo de cumpleaños que el novio de mi hija me hizo este año. El también es un artista. La idea de crear un blog de manualidades ha sido de ellos, de mis amigos y familiares. Dicen que hago cosas bonitas y que merece la pena mostrarlas, pero sobre todo poder explicar como surgen mis ideas. Así que, aquí estoy, a ver como sale esta aventura.

Por lo que recuerdo y me han contado, desde bastante pequeña ya era aficionada a redecorar y fabricarme juguetes. Me daba por transformar una caja de galletas en una casa de muñecas y los calcetines de mi padre en vestidos de la Treisy, que por aquel entonces era una especie de Barby pero con menos armario.

Mas tarde, ya siendo adolescente y en etapa juvenil, nos dió a mi hermana y a mi la fiebre del tricotar, produciendo jerseys para todo el barrio. Debian de ser muy bonitos, porque tuvieron muy buena acogida.

Pero ha sido mucho, mucho mas tarde, entrada en la madurez, cuando despertó mi  interés por las manualidades. Por motivos que ya os contaré en otro momento, una noche encontré en internet la palabra “decoupage”. Y lo que descubrí me pareció entretenido y bonito, y ahí que me puse a pegar y pegar servilletas. Hice cajas, bandejas, mas cajas, mas bandejas….

Seguí indagando y aprendiendo. Experimentando mucho. Y sobre todo, disfrutando con lo que hago.

Trataré de contaros lo que he aprendido en este tiempo y lo que sigo aprendiendo.

Muchas gracias a todos los que visiten este blog.

 

 

Aguamar

Aguamar. Es un tono de pintura a la tiza de Dayka, y a mi me encanta. Igual que el mar, con toda esa gama de colores que es capaz de ofrecernos. No creo que haya dos mares iguales, ni siquiera el mismo, cambia por horas, por días. La verdad que este tono, no tiene mucho que ver con el color del mar, pero bueno, es muy bonito.

 

 

 

El cajón lo compré en unos almacenes, el número y la plantilla son de Dayka.

 

La bicicleta y la plantilla son de Dayka

 

La tabla con la ventana también es de Dayka, al igual que los adornos de corazones. La chapita que pone “Famille” la compre hace mucho tiempo en una tienda de scrap.

 

 

 

 

 

 

 

Bandejas

El soporte es de madera de pino y está decorada con pintura de acabado tiza y una plantilla de Dayka. Es un tipo de bandeja a “lo vintage”, muy del estilo que podemos encontrar en La Maison du Monde, posiblemente de mejor calidad y mucho, mucho, pero mucho mas económica.

El papel es de un fondo de Pinterest

Las letras y el motivo de tetera que lleva la etiqueta son siluetas de cartón que venden en tiendas de manualidades, luego hay que pintarlas o decorarlas como mas guste.

 

 

 

Servilleteros

Cajas de madera de pino que suelen utilizarse  para guardar servilletas. Están decoradas con pintura de acabado tiza, que últimamente me ha dado por ahí, hasta hace poco utilizaba pintura acrílica, pero es verdad que el terminado mate de este tipo de pintura queda muy bien y permite hace efectos muy majos cuando se lija.

El papel de esta caja es una cartulina de Scrap y los accesorios de la tapa son de Dayka, así como la plantilla de lunares. La etiqueta esta hecha con un troquel y unas tachas.

El papel que he utilizado en esta caja es de impresora de un fondo que encontré en Pinterest

Los imprimo en papel de dibujo, es mas grueso que el folio que se usa normalmente y tiene otra textura.

La plantillade estarcido es de Dayka

La etiqueta está hecha con un troquel de Szzxi y unas tachas. Para darles un poco de grosor, pego varias cartulinas, hasta lograr 1,5 o 2 mm.

 

 

 

 

Industrial Style

Decorar cajas de tablas imitando las que se utilizan para almacenar frutas parece que se ha puesto de moda.

Una opción puede ser pedírselas al frutero, pero suelen ser muy flojas, se rompen con facilidad. Otra posibilidad es comprar estos soportes en tiendas de manualidades. Ya os comenté en otra entrada que Dayka y Artemio han sacado estos diseños.

En este caso la he decorado con tinte para madera, pintura acabado tiza y unas plantillas de Dayka. La pintura tiza deja un acabado ultramate que para este tipo de diseño va muy bien.